Este “carnisaurio” tiene unos 100 millones de años, vivía en Norteamérica durante el Cretácico. Debe su largo nombre al significado en si mismo: “lagarto de grandes espinas” pero dicho en griego, claro. Hasta hoy, sólo se conoce una especie. Andaba en dos patas y puede que ostentara una joroba, las espinas le llegaban hasta la cadera y llegaría a medir unos 13 m de la cabeza a la cola y pesar sobre los 6.000 kg.Acrocanthosaurus-fotosdelanaturaleza.es (1) Acrocanthosaurus-fotosdelanaturaleza.es (2) Acrocanthosaurus-fotosdelanaturaleza.es (2) Acrocanthosaurus-fotosdelanaturaleza.es (4) Acrocanthosaurus-fotosdelanaturaleza.es (5)

Como otras especies muy conocidas, tenía los brazos cortos y dedos de 3 garras aunque el fémur era tan largo que le impedía correr a gran velocidad, pero con su cola y su mandíbula tan poderosas, podrían cazar presas muy grandes y además, sólo. Acrocanthosaurus-fotosdelanaturaleza.es (4) Acrocanthosaurus-fotosdelanaturaleza.es (2) Acrocanthosaurus-fotosdelanaturaleza.es (2) Acrocanthosaurus-fotosdelanaturaleza.es (1)

Compartir: