Como siempre, el nombre del Centrosaurus tiene un significado peculiar e incluso divertido, está en griego y quiere decir “reptil de punta afilada” otros le denominan como “reptil de punta aguda”, vaya que es más o menos lo mismo y la culpa la tienen los cuernos que tenía en su cabeza. Vivió hace 75 millones de años, nada menos y su lugar favorito era Norteamérica, con una medida de unos 6 m de largo y la forma de su cabeza nos recuerdan mucho al Triceratops, pero podemos diferenciarlos con facilidad si tenemos en cuenta que éste último tenía 3 cuernos y el Centrosaurus sólo uno. Sus almohadillas en las patas nos recuerdan a las de los elefantes, les ayudaban a mantener un equilibrio por su gran peso, además de ser muy anchas y fuertes eran poderosas y les permitían girar con rapidez cuando se sentían amenazados.centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (1)centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (1) centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (2) centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (3) centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (4) Centrosaurus nasicornus

Como tantísimos otros super-reptiles su descubrimiento fue en Alberta (Canadá) ya hemos hablado sobre el “cementerio de dinosaurios”… y lo hizo el científico Lawrence Lambe. Éste bellísimo animal era un Ceratópsido, vaya que era herbívoro; se alimentaba de plantas muy duras, por lo que debía masticar y masticar hasta conseguir destrozarlas lo suficiente como para poderlas tragar y digerirlas y para éste fin sus dientes además de afilados, eran “reemplazables”, les volvían a crecer según se desgastaban, algo que resultaba muy útil para abastecer a éste comedor insaciable.centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (4) centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (1) centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (2) centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (3)

Vivían como los elefantes, en manadas y eran increíblemente diestros en la defensa de la misma. Cuando se sentían atacados formaban un círculo con las crías y los individuos más débiles en el interior, su corpulencia y mejor, sus cuernos, evitaban muchas muertes porque eran prácticamente infranqueables. También lo tenían complicado los grandes depredadores si se encontraban a uno despistado, porque embestían como los toros, utilizando el cuerno para destrozar todo lo que encontraban en su camino.centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (3) centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (1) centrosaurus-dinosaurios-fotosdelanaturaleza.es (2)

Compartir: