Era pequeño si, pero matón! Su fuerza estaba en la manada, un montón de ellos podían derribar a un gran dinosaurio porque su rapidez y agilidad les hacían letales. Eran como las pirañas pero en tierra, pequeños mordiscos que acababan con cualquier presa incluso con lagartos más pequeños y muy veloces de la época; se encontraron a uno enterito dentro de un Compsognathus, además de otros restos de animales que se había tragado sin masticar.Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (1) Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (1) Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (2) Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (3) Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (4)

Su nombre significa algo así como “De paladar fino” lo cual es, cuanto menos, gracioso. Su tamaño era diminuto comparado con sus hermanos gigantescos, el más grande que se ha encontrado tenía una envergadura de un metro de largo, pero lo normal es que fueran bastante más canijos y llegaban a pesar unos 3 kilos. El primero que se encontró fue en 1850 en Alemania pero se han encontrado también en China y Sudamérica, por lo que se sabe que fue una especie muy extendida; los restos de éste pequeño dinosaurio están muy bien conservados por lo que su estudio ha resultado más fácil de lo que suele ser normal en descubrimientos de otras especies. Tenía las patas traseras muy delgadas y largas, lo que le hacía sencillo correr como el viento y vivieron entre el Jurásico (a finales) y el principio del Cretácico.Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (7) Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (6) Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (5) Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (5) Compsognathus-pequeno-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (4)

Compartir: