Mira tú por donde, éste dinosaurio tiene una traducción algo más original, el nombre significa “doble viga” y tiene que ver por la forma de sus huesos. Caminaba a 4 patas y es una familia en la que todos los dinosaurios tenían el cuello extremadamente largo. Es un Aurópodo diplodócido, así se llama ésta familia de dinosaurios y pululaba por la Tierra hará unos 150 millones de años, entre los periodos Kemridgiano y Titoniano. Se han encontrado más fósiles en Norteamérica, por lo que parece que era su lugar favorito para vivir, de hecho se encontraron un buen montón de restos en la Formación Morrison.Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (1) Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (2)

Este magnífico herbívoro, con sus largas patas, su enorme cuello y una cola también muy larga, es uno de los dinosaurios más estudiados de todos los tiempos. Las patas frontales eran un poco más cortas que las traseras, éste hecho confirma que cuando compararon la estructura con un puente colgante, tenían toda la razón, porque su postura era completamente horizontal, pero los científicos creen que no podía levantar el cuello más allá de 30º, lo que le dificultaría para comer las hojas de las ramas más altas. Podría llegar a pesar las 16 toneladas y como dato curioso os diré que la cola estaba formada por más de 80 vértebras, algo verdaderamente extraordinario porque duplican las de otros dinosaurios.Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (1) Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (2)

A pesar de ser herbívoro, tenía unos dientes tan peculiares que tuvieron un tanto despistados a los estudiosos. No tenían la dentadura habitual en los comedores de plantas, sus dientes eran largos, delgados y con un triángulo en la punta, por lo que se cree que no arrancaba las hojas, deshojaba las ramas para después comerse las hojas.Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es(1) Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.e (2)

Gracias al cuello flexible debía poder comer erguido, levantándose en dos patas y utilizando la cola para no perder el equilibrio. También se cree que podía comer plantas acuáticas, sumergidas varios metros por lo mismo, gracias a ese cuello inmenso. También utilizaba el sistema de “ayuda con piedras” para hacer la digestión, ya os lo conoceréis porque lo hemos puesto en varios ejemplares herbívoros, se llaman gastrolitos, piedras que tragaban para ayudar a triturar la comida en sus gigantescos estómagos. Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (1)dinosaurs-1125-750-wallpaper

El mayor depredador del Diplodocus era, cómo no, el Allosaurus, pero su enorme tamaño (alcanzaba los 54 metros, según se ha podido descubrir en 1991) hacen de él el más largo de los que se tienen noticia hasta ahora. Posiblemente utilizaba la cola como un látigo, tanto para hacer ruido y asustar a los atacantes, como para zurrarles si se acercaban. Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (1) Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (2)

Nos encanta el Diplodocus!! es uno de nuestros favoritos y podréis observar que aparece en muchas películas para nenes y en juguetes para los más pequeñitos, pero lo que de verdad os aconsejo con todo mi cariño para los nenes, es que (si no la han visto ya) que vean En Busca del Valle Encantado, la primera película, las otras no son tan buenas… en ella podrán disfrutar del protagonista “Piecitos” y de la lucha por sobrevivir en un entorno complicado y destruido por terremotos, lleno de voraces depredadores y de amigos leales y divinos (como Petri, Shera -del cual sacamos el nombre para nuestra perrita- y muchos otros) que harán las delicias de peques y mayores. En ésta obra magnífica y encantadora, podrán disfrutar de lo que es un Diplodocus y de una enseñanza maravillosa que les hará mella, seguro.Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (1) Diplodocus-dinosaurio-fotosdelanaturaleza.es (2)

 

 

Compartir: